LA LITURGIA EN LA ECONOMÍA DE LA SALVACIÓN CAP. III.
22 abril, 2013
CURSO DE LITURGIA PARTE I
22 abril, 2013

LA LITURGIA A TRAVÉS DE LOS TIEMPOS CAP. II.

CAP. II. LA LITURGIA A TRAVÉS DE LOS TIEMPOS

La liturgia no nació organizada y completa. Se fue formando lentamente.

Como actividad humana ha ido evolucionando pero PERMANECE FIEL A SU CONTENIDO PROFUNDO y conserva algunas estructuras rituales determinadas por la tradición. SC 21

Los cambios que ha habido son prueba de la  vitalidad interna de la liturgia y su capacidad de adaptarse y encarnarse al momento histórico y cultural.

En este desarrollo histórico hay una parte INMUTABLE, por ser de institución divina, pero existen a la vez, elementos susceptibles de cambio, que de hecho en el curso del tiempo pueden y aún han debido cambiar.  SC 21

Ha usado formas, sufrido retoques para acomodarse y hacerse comprensible a los fieles de cada época. SC 23

Pero aunque la liturgia tenga el derecho de expresarse de formas diferentes, éstas deben estar apegadas a las Sagradas Escrituras, especialmente al Nuevo Testamento, a la Tradición y a las primeras concretizaciones de la liturgia de las Iglesias de Oriente y Occidente. La última palabra la tiene la autoridad eclesiástica competente.

1. La liturgia de los primeros cristianos

– Al principio frecuentaban el templo y los ritos de la Ley, además tenían sus propias celebraciones (bautismo y fracción del pan) en casas particulares (Hch. 2,41)

El NT habla de reunirse, para referirse a la celebración litúrgica de la  comunidad.

(Hb10,25; Hch. 4,31)

– Usaban términos como Hosanna, Aleluya, Amén, por los siglos de los siglos que tomaron de los judíos.

– Le daban mucha importancia a la reunión dominical como recuerdo de la resurrección del Señor (1Cor16, 2; Hch20,7; Ap1,10)

-Tenían plena conciencia del hecho de que la inmolación de Cristo sustituye la del cordero de la pascua hebrea.

Aunque no tenían un ordenamiento litúrgico definitivo y estable, sí tenían ya algunas formas y manifestaciones propias.

2. Liturgia en los siglos II y III

Las fuentes son los padres apostólicos: La Didache, (Libro que contiene doctrina de los apóstoles) Clemente Romano, Ignacio de Antioquía, Policarpo de Esmirna, San Justino y otros.

Celebraban la pascua, el domingo, los sacramentos de iniciación cristiana, (Bautismo, Confirmación, Eucaristía) consagración de obispos, presbíteros y diáconos.

Prevalece la improvisación y la creatividad pero sin romper con la tradición y la fidelidad a los principios fundamentales. Sobre todo en la época de persecución                                      religiosa por parte de los    romanos.

3. Liturgia en el Siglo IV (año 300)

Desarrollo extraordinario. Clima de libertad con el Edicto de Milán que trajo la paz a la Iglesia.

Desde aquí la liturgia se celebró en grandes basílicas, se volvió pública y más solemne.

Adquiere más importancia el altar fijo, el clero tiene más valorización social. Aparece la vestimenta de tipo oficial de donde se derivará las vestiduras y ornamentos sagrados.

La celebración dominical se impone oficialmente y se va perfilando la estructura del año litúrgico.

La Reforma Gregoriana, Siglo XI

Durante el pontificado de Gregorio VII (1073 – 1085), se inicia una fase de consolidación de la vida eclesiástica y de la liturgia aunque el enfoque fue más jurídico y jerárquico.

Los puntos básicos fueron:

– Insistencia en el sentido comunitario de la celebración.

– Progresivo predominio de los sacerdotes, los fieles fueron más asistentes pasivos.

– Aparición de libros y textos litúrgicos, misales, leccionarios y sacramentarios que iban uniformando y ordenando la liturgia.

– Surgen los Breviarios que recogen los elementos necesarios para la oración de la Iglesia.

– Se utiliza mucho el Canto Gregoriano como forma oficial de canto dentro de la liturgia.

4. Del Concilio de Trento (1542) al siglo XX

Situación de crisis eclesial. Época de Lutero. Cambios científicos, culturales, económicos en Europa.

La liturgia también se ve afectada.

Trento combatió los abusos y anomalías surgidas del mal arbitrio de algunos sacerdotes.

El Papa Pío V llevó a la práctica las decisiones del Concilio, así superando la crisis pero la liturgia quedó un poco alejada de la devoción y piedad popular.

Del Concilio de Trento (1542) al siglo XX

-Temas tratados por Trento:

– El símbolo de la Fe (El Credo)

– La justificación

– Las Sagradas Escrituras: canon, edición, uso.

– El pecado original

– Los sacramentos

– El purgatorio

– Los religiosos y las monjas

En particular, en cuanto al sacramento de la Eucaristía, Trento tiene dos decretos:

Uno dogmático: doctrina y cánones sobre el santo sacrificio de la misa y su valor propiciatorio para vivos y difuntos.

Otro disciplinar: sobre lo que había de observar y evitar en la celebración de la Misa.

5. El Vaticano II y la liturgia

La Constitución Sacrosantum Concilium es la última etapa en la historia de la liturgia y tiene gran riqueza doctrinal.

El interés no es tanto los ritos mismos sino los contenidos que deben expresar. El enfoque es teológico y pastoral.

La liturgia se presenta como verdadera tradición y transmisión del misterio salvífico de Cristo a través de ritos que se adaptan a las exigencias de tiempos y lugares.

La liturgia es una acción de Cristo mismo en su cuerpo que es la Iglesia.

Criterios de la reforma litúrgica del Vaticano II

– Textos y ritos inteligibles para los fieles, pero sin sacrificar lo inmutable.

– Unidad entre tradición y progreso. No se inventa ritos nuevos, los renueva con la riqueza de sus tradiciones.

– Dimensión eclesial de la celebración.

– Competencia de la jerarquía en la reforma.

Comments are closed.