LA LITURGIA A TRAVÉS DE LOS TIEMPOS CAP. II.
22 abril, 2013
monsenhorcheli
Puertas de la verdad y de la fe
14 mayo, 2013

CURSO DE LITURGIA PARTE I

Capítulo I. ¿Qué es la liturgia?

  1. Etimología de la palabra Liturgia.

Viene del griego leitos (popular) y ergon (obra) etimológicamente significa obra o servicio realizada a favor del pueblo.

En la traducción al griego de las Sagradas Escrituras, conocida como versión de los LXX, se usa el sustantivo leitougia para hablar del servicio de los sacerdotes y levitas durante la celebración del culto oficial en el templo.  Aquí ya tiene connotación religiosa.

La palabra liturgia en el Nuevo Testamento

Habla del culto de los sacerdotes y levitas desde el AT. (Lc 1, 23 – Zacarías; Heb 8, 2-6 – Cristo, sumo sacerdote)

Culto espiritual: ministerio de la evangelización (Rom 15,16)

Culto comunitario cristiano (Hch. 13,2), celebración del culto del Señor en sentido ritual.

En la Iglesia primitiva la usaban para designar el culto nuevo, prolongación del sacerdocio de Jesucristo.

En el siglo XVI se usó para indicar los modos de expresión cultual de distintas iglesias.  Ya era sinónimo de rito y ceremonia externa.

En el siglo XIX el término liturgia se hizo común dentro del lenguaje eclesiástico.

2. Definición de Liturgia.

El Papa Pío XII la definió así:

“Es el culto público que nuestro Redentor tributa al Padre como Cabeza de la Iglesia, y el que la sociedad de los fieles tributa a su Fundador y por medio de El al Padre eterno.”

O, más breve:

“Es el culto público integral del Cuerpo Místico de Jesucristo, es decir, de la Cabeza y de sus miembros.” (Mediator Dei 20)

Actualmente se emplea para designar todo el conjunto de la oración pública de la Iglesia y de la celebración sacramental.

El Vaticano II considera la liturgia como el ejercicio del sacerdocio de Jesucristo.  En ella los signos sensibles significan y, cada uno a su manera, realizan la santificación del hombre. Así el cuerpo místico de Cristo, es decir, la Cabeza y sus miembros, ejerce el culto público íntegro.

Por esto, toda acción litúrgica, por ser obra de Cristo sacerdote y su Cuerpo que es la Iglesia es ACCION SAGRADA POR EXCELENCIA, CUYA EFICACIA NO LA IGUALA NINGUNA OTRA ACCION DE LA IGLESIA.

Desglosando la definición anterior, la liturgia es:

El ejercicio del sacerdocio de Cristo. Se ofrece al Padre por nuestra salvación.

Los signos sensibles realizan la santificación de los hombres.

En la acción litúrgica, Cristo y los cristianos conforman el Cuerpo Místico.

La liturgia es la acción sagrada por  excelencia.

Dos movimientos que caracterizan el culto cristiano:

  1. ASCENDENTE: Glorificación, adoración, súplica a Dios.
  2. DESCENDENTE: santificación, gracia y virtud obtenidas por el hombre.

En la Liturgia el hombre unido a Cristo, único y eterno sacerdote, puede dar el culto más excelente y agradable a Dios y obtener a la vez su salvación.

3. Las acciones litúrgicas

Son aquellas acciones que se realizan en unión con Cristo y las acciones que nos conducen al culto deseado por Dios.

¿Cuáles son?

a) Los sacramentos de la Iglesia

LA EUCARISTIA, “fuente y cima de toda la vida cristiana( y al mismo tiempo la fuente de donde emana toda su fuerza) (LG 11, SC 10).

b) Los sacramentales: consagración de vírgenes, dedicación de una iglesia, las exequias, las bendiciones de objetos o lugares, bendición para ciertos ministerios de la Iglesia (acólitos, lectores, ministros extraordinarios de la Eucaristía, etc.) CEC 1667ss

c) La liturgia de las Horas u Oficio Divino

Dentro de las acciones cultuales ofrecidas por el hombre a Dios tenemos:

ACCIONES LITURGICAS: las que pertenecen a toda la Iglesia (laicos y ordenados) SC 2;7;26;41

EJERCICIOS PIADOSOS: que pueden ser individuales o comunitarios y que solo de manera contemplativa evocan el misterio de Cristo.

Aquí entra la piedad popular donde el hombre sin mediación indispensable de la Iglesia realiza actos de devoción a Dios: el Rosario, el Vía Crucis, las peregrinaciones, medallas, romerías, procesiones, etc.

4. Características de la Liturgia

TEOCÈNTRICA, SIMBÒLICA SANTIFICANTE, DIDÀCTICA, CRISTOLÒGICA, PARTICIPATIVA, UNIVERSAL, ECLESIAL, BÌBLICA, CONTEMPLATIVA Y ESCATOLÒGICA

5. Fines de la Liturgia

– Fin Primario: la Gloria de Dios.

– Fin secundario: la santificación del hombre en orden a la vida eterna.

Dios tiene derecho de justicia de ser por todos glorificado y el hombre obligación estricta de glorificarle.

¿Qué celebra la Liturgia? EL MISTERIO PASCUAL. La obra salvadora de Cristo se actualiza en la Liturgia por medio del rito, se hace presente y actual.

“La liturgia es la cumbre a la que tiende la actividad de la Iglesia y al mismo tiempo la fuente de donde mana toda su fuerza.” SC 10

Por lo tanto, para asegurar la eficacia de la acción litúrgica es necesario que los fieles participen en ella de manera plena, consciente, activa y fructuosa.

La identificación con Cristo se recibe en el Bautismo y debe ir creciendo con la celebración de los sacramentos. Toda la vida del hombre se convierte en hostia espiritual aceptable a Dios por Jesucristo al unirla a su sacrificio en la Eucaristía.

El culto de la Iglesia tiene su fundamento en el culto celebrado por Jesús desde su Encarnación hasta su Ascensión gloriosa. (Fil 2, 6-11)

Jesús ejerce una doble misión:

  1. El acto expiatorio realizado una vez y para siempre para el perdón del hombre.
  2. La prolongación y desarrollo de la obra salvadora hasta el final de los tiempos

La Liturgia de la Iglesia se fundamenta en:

–  El culto terrestre de Jesús celebrado por su vida, muerte y resurrección.

–  El culto celeste que Jesús celebra ya glorificado.

 

Comments are closed.